Terapia Ocupacional

La Terapia Ocupacional (T.O.) es, según la definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS), «el conjunto de técnicas, métodos y actuaciones que, a través de actividades aplicadas con fines terapéuticos, previene y mantiene la salud, favorece la restauración de la función, suple los déficit invalidantes y valora los supuestos comportamentales y su significación profunda para conseguir la mayor independencia y reinserción posible del individuo en todos sus aspectos: laboral, mental, físico y social». 

 ¿CÓMO TRABAJAMOS? 

 Desde terapia ocupacional se persigue alcanzar la máxima funcionalidad de la persona con algún tipo de limitación, ya sea física, cognitiva, conductual o una variedad de ellas, a través de la actividad adaptada, con valor para el paciente y con objetivos tanto generales como específicos. 

Tras una valoración inicial y la planificación de un tratamiento individualizado, se trabajan los diferentes componentes del desempeño ocupacional: 

  • Componentes motores (control postural, tono muscular, motricidad gruesa, motricidad fina, coordinación óculo-manual, etc.)
  • Componentes sensorio-perceptivos (procesamiento sensorial táctil, auditivo, visual, propioceptivo, gustativo, olfativo, etc.)
  • Componentes cognitivos (atención, memoria, orientación espacio-temporal, praxis, planificación, etc.)
  • Componentes psicosociales (habilidades sociales, autocontrol, desempeño de roles, etc.).

 ENTRENAMIENTO Y REEDUCACIÓN DE LAS ACTIVIDADES DE LA VIDA DIARIA 

 A través de un análisis detallado de la situación vital de la persona que acude al profesional, se detectan las necesidades relacionadas con sus actividades de la vida diaria, también conocidas como áreas de ocupación, son todas aquellas tareas y rutinas típicas que una persona realiza diariamente y que le permiten vivir de forma autónoma e integrada en la sociedad, cumpliendo así su rol dentro de ella. 

 Las áreas de ocupación comprenden: 

  • Actividades básicas: son actividades orientadas hacia el cuidado del propio cuerpo. 
  • Actividades instrumentales: son actividades orientadas hacia la interacción con el medio que, a menudo, son complejas y, generalmente, opcionales, ya que se podrían delegar en otros. 
  • Educación. 
  • Trabajo. 
  • Juego. 
  • Tiempo libre. 
  • Participación social. 

 ENTRENAMIENTO EN PRODUCTOS DE APOYO 

 Según el CEAPAT se definen como cualquier producto (incluyendo dispositivos, equipo, instrumentos y software) fabricado especialmente o disponible en el mercado para prevenir, compensar, controlar, mitigar o neutralizar deficiencias, limitaciones en la actividad y restricciones en la participación. 

Tras un proceso de evaluación específico donde se valora las necesidades motoras del individuo y su entorno, se realiza un asesoramiento personalizado y se proponen diferentes opciones de productos de apoyo que podrían contribuir a mejorar la realización de diferentes actividades y en diferentes espacios que frecuente la persona.  

La realización de una adaptación funcional o la adquisición de un producto de apoyo adecuado reduce considerablemente las necesidades de asistencia domiciliaria, pero en ocasiones, tras esta intervención, no se logra la máxima autonomía en alguna o todas las actividades de la vida diaria por lo que habrá que intentar minimizar los déficit e instruir al cuidador para ayudar a la persona en el desempeño de las mismas. 

INTERVENCIÓN DOMICILIARIA Y ADAPTACIÓN DEL ENTORNO 

 El entorno físico comprende los espacios físicos en los que vive la persona y los objetos que existen en ellos y con los cuáles interactúa. Las técnicas y actividades utilizadas son: 

Eliminación de barreras arquitectónicas: se trata de eliminar barreras y adaptar los espacios físicos en los que se desenvuelve la persona para que la persona pueda acceder a ellos y hacer uso de las instalaciones y los objetos de manera autónoma, segura y cómoda.  

Adaptación cognitiva y funcional del entorno: mediante esta técnica se pretende compensar las limitaciones y facilitar los rendimientos de la persona. Las acciones irán dirigidas a minimizar factores de riesgo, simplificar el ambiente, favorecer la orientación y potenciar la autonomía. 

ASESORAMIENTO A FAMILIARES O CUIDADORES 

El entorno humano comprende a los cuidadores de las personas y las actitudes, habilidades y conductas de los mismos que influyen en su desempeño ocupacional. Las intervenciones desde TO con cuidadores serán: 

  • Aconsejar sobre la mejor manera de realizar las actividades básicas de la vida diaria para favorecer la autonomía y/o evitar la sobrecarga. 
  • Dar pautas de manejo ante situaciones concretas. 
  • Informar sobre enfermedades y limitaciones que conllevan para conocer los motivos que subyacen a muchos de los trastornos conductuales y problemas planteados, favoreciendo actitudes más adecuadas. 
  • Informar sobre técnicas de comunicación adecuadas. 
  • Asesorar, formar y entrenar en el uso de productos de apoyo que han de ser manejados por ellos para facilitar el cuidado de las personas a su cargo. 

 INTEGRACIÓN SENSORIAL 

La terapia de Integración Sensorial fue desarrollada en la década de los setenta por la terapeuta ocupacional A. Jean Ayres, está diseñada para ayudar a los niños con problemas de procesamiento sensorial a sobrellevar las dificultades que tienen para procesar los estímulos sensoriales. 

La teoría que la sustenta es que con el tiempo el cerebro se adaptará y permitirá que los niños procesen y reaccionen a las sensaciones más eficientemente. 

Las dificultades de Integración Sensorial, pueden dar explicación a muchas cuestiones, como el dolor de algunos niños al cortarse el pelo o las uñas, la evitación de lavarse el pelo, la torpeza motora, la reacción desmesurada a determinados sonidos… .  

 Si presenta dificultades de Integración sensorial, se lleva a cabo el perfil sensorial teniendo en cuenta todos aquellos sentidos que son básicos para el desarrollo de la persona y que influye en la forma de interaccionar con el medio: tacto, gusto, olfato, vista, oído, la propiocepción y el sentido vestibular. Las sesiones se plantean con objetivos dirigidos y estructurados para atender las necesidades específicas de cada usuario según el perfil sensorial y motor.